Espectáculos infantiles

0
515
Fotografía de un padre y su hija esperando para uno de los espectáculos infantiles.

El público infantil es uno de los más mimados en Sanfermines. Cuenta con un gran número de espectáculos, actos y juegos pensados especialmente para ellos. Además de la tradicional salida de Gigantes y Cabezudos y de las Barracas, desde hace unos años, el programa de fiestas ha reservado un día dedicado especialmente a los más pequeños: El Día del Niño. Pero la oferta de ocio no termina aquí, en la Plaza Serapio Esparza (antigua Conde de Rodezno) se ponen en marcha diariamente unos festivales especialmente dedicados a ellos.

Se trata de “Menudas fiestas”, un conjunto de atracciones especialmente pensadas para niños de distintas edades, desde los 2 años hasta chavales de 17 años. Con un horario de mañana y tarde, la Plaza alberga propuestas de teatro infantil en castellano y euskera, juegos, hinchables, música y danzas. Mención especial merecen las entrañables marionetas de Maese Villarejo, con las aventuras de Gorgorito, protagonista de unos guiñoles que arrastran una tradición de más de cincuenta años y que han hecho las delicias de generaciones de pamploneses.

Las distintas atracciones instaladas por toda la plaza están pensadas para divertir a través de la pedagogía. En ellas se desarrollan por medio de juegos, talleres y actuaciones materias tan sugerentes para los niños como la música, el mundo circense o de aventuras. Talleres de malabares, equilibrios, acrobacias, zancos, colchonetas, un pequeño rocódromo, grandes animales de poliéster o un gigantesco rompecabezas son alguna de las sugerencias de las que los más pequeños no podrán pasar de largo. Los monitores se disfrazan de todo tipo de personajes para estimular la imaginación de los niños y hacerles experimentar con el sonido, el ritmo y así desarrollar su habilidad y psicomotricidad. Pueden participar en estos juegos semidirigidos o, si lo prefieren, jugar libremente.

Es un buen momento para disfrutar de un poco de tranquilidad, mientras los “peques” se divierten a su aire, se disfrazan y participan de la fantasía que les proponen. Incluso hay padres que se animan a jugar con ellos. Suele haber una figura en el centro de la plaza que da la bienvenida a los niños, les invita a disfrutar de los juegos y ayuda a los pequeños si se pierden. Como no podía ser de otra manera en estas fiestas, hay bandas que animan con pasacalles y conciertos. También suele haber un tren txiki que recorre las calles cercanas a la Plaza.

Los juegos terminan a las 21,00 horas, momento en el que el espectáculo callejero “Paseando” da comienzo en el Paseo Carlos III. Todos los días de fiestas hasta el 14 de julio diferentes compañías teatrales se irán turnando para entretener al público con animación en la calle.

A tener en cuenta:

A partir de las 12:00 del mediodía y a partir de las 19:00 de la tarde, suelen formarse largas colas para participar en las actividades por la cantidad de personas que hay. Por lo que si se quiere disfrutar sin agobios, es mejor acudir antes del mediodía o a primera hora de la tarde. Este espacio tiene una ventaja sobre las barracas, y es que todas las atracciones son gratuitas.