El cántico a San Fermín

0
118
Imagen del Cántico a San Fermín.

El cántico de los mozos al Santo es un ritual de obligado cumplimiento que se repite

desde 1962. En el primer tramo del recorrido (cuesta de Santo Domingo), frente a la hornacina del Santo, que se encuentra en una pequeña cavidad excavada en la piedra y adornada con un panel que muestra los pañuelos de las peñas pamplonesas, los mozos se encomiendan a San Fermín pidiendo su protección durante la carrera.

Los corredores, puntuales, le dedican el cántico tres veces a San Fermín, a las 7:55, 7:57 y 7:59 horas, este último justo un minuto antes de que comience el encierro.

La letra del cántico dice así:

A San Fermín pedimos,

por ser nuestro patrón,

nos guíe en el encierro,

dándonos su bendición.

Después de una iniciativa popular, y desde el 7 de julio de 2009, el cántico se entona también en euskera; concretamente, el segundo, el de las 7:57 horas. Su letra es la siguiente:

Entzun arren San Fermin,

zu zaitugu patroi,

zuzendu gure oinak

entzierro hontan otoi.

Los mozos, periódico en mano, finalizan cada uno de los tres cánticos con un sentido:

¡Viva San Fermín! ¡Viva! ¡Gora San Fermín! ¡Gora!

 

Compartir
Artículo anteriorTramos del recorrido
Artículo siguienteHistoria del Encierro
El entusiamo que sentimos por el Encierro de San Fermín nos ha llevado a la creación de este blog, en el que periódicamente compartimos contenido creado con pasión mediante el que transmitimos la verdadera esencia del Encierro de San Fermín, la imponencia de enfrentarse a uno mismo. ¿Lo vivimos juntos?