7 de Julio de 1960. Primer encierro de las fiestas.

La manada avanza rápida por la cuesta sin saber lo qué sucede al otro lado del recorrido: en la Bajada de Javier un gran montón humano se está formando por un error en el cálculo policial.

Una historia apasionante que queda en el recuerdo de la memoria de los encierros de San Fermín.